,

,

13 jul. 2014

El vacío ahora se aferra a la soledad para hacerle compañía, todo eso pasa aquí dentro, despertando remolinos de sensaciones, especulaciones y tristes realidades.
El vacío ahora es un abismo entre tus brazos y los míos, tu llanto mi contemplación, pero me alejo cortando aquel hilo, que entre inmensos surcos de tristeza, formó un puente de cristal completamente destructible.

Lejos nuevamente, aún estando cerca.