,

,

27 sept. 2015


- No habrá entonces un acto mas sincero que el ser capaz de dejar volar las emociones antes de cerrar las ventanas del mundo, que nos hacen creer que el universo se encuentra en una habitación de dos por dos, aunque al lado nuestro camine una sombra, una persona: el amor, el vacío, el abismo y todo tipo de manifestación emocional que éste individuo lleve dentro.
Atormentándonos, y dejando que el claroscuro nos confunda pero nos haga sentir mas afortunados que la luna, rodeada de bellas estrellas que poco a poco aparecen al terminar el alba y comenzar la noche, profunda.



Canción para los días de la vida (poema-música)