,

,

24 jul. 2016

No entiendo como pasó, me volví más critica, un año y leí aproximadamente tres mil páginas, más simple, mas vulgar.
Que me importa si no escribo en tercera persona, si no relato ni una milésima de mi pasado; crecí un montón. ¿que tan bueno o malo es eso? me lo pregunto seguido, antes deseaba ser un pájaro ahora soy una mujer atleta que corre por la ciudad, que ignora llamadas del trabajo hasta que la echan.
Es divertido.
Hay que buscarle el lado divertido.
Deje los cursos de literatura, no los necesito. Diganme cuantos aficionados hay por estos medios tratando de enfatizar sus pensamientos con palabras ajenas, ¿es necesario? que alguien se siente en ronda al lado tuyo a decirte "esas palabras no son adecuadas, usas muchas muletillas, la escritura no es lo tuyo" .
Quemé mis cuadernitos llenos de palabras. Es que si hay que empezar de nuevo, hagamoslo bien, hagamoslo plenamente.
Quemé con mis cuadernitos llenos de palabras al rededor de veinte personas que todavía no queme de mi cabeza, ah si si ya los superé obvio. ¿que tan bueno o malo es seguir mintiéndome?

(la escritura se volvió un sintoma de la postmodernidad, eso es realmente bueno, pero no me vengan a joder con sus noches estrelladas, su vino en copa, y ustedes en pantufla mirando la luna llena... a ese cuento ya no me lo creo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario